Kilómetro 24.7

Recientemente Kilómetro 24.7 sorprendió a todos los amantes de la cerveza con su nuevo botellín de 355 cc.

Sol Cravello, Jefa de Conocimiento Cervecero en KM24.7, explica los beneficios y en contra de cada uno de estos envases y desmiente algunos misterios.

Los chilenos son fanáticos de las cervezas, y es que ya no hay excusas, debido a la gran variedad disponible hay opciones para todos los gustos.

Pero una pregunta que siempre surge, es ¿escoger el formato de vidrio o la lata? Kilómetro 24.7, cerveza que se está convirtiendo en la favorita de muchos, ya está sorprendiendo nuevamente con su nuevo botellín de 355 cc.

María Sol Cravello es sommelier de cerveza y jueza en competencias internacionales, y en esta oportunidad explica qué formato es mejor, pero también revela algunos misterios que surgen en el mundo de la cerveza.

Temperatura y sabor

Muchos creen que al estar en una lata, el sabor de la cerveza cambia o que puede llegar a tener gusto un poco a metal.

Pero la verdad es que la tecnología ha permitido que las latas lleven una película de un polímero basado en agua que aísla completamente el líquido que contiene, manteniendo el sabor de la cerveza.

“Es muy normal que la gente asocie un sabor metálico a la lata, pero esto es un mito por completo, dado que el aluminio no se desprende. La cerveza es exactamente la misma, simplemente cambia el envase.

Tanto el vidrio como la lata son envases que se llaman inertes, o sea que no migran componentes del envase a la cerveza.” Explica María Sol Cravello.

Por otro lado, también hay que considerar que los rayos UV pueden dañar la cerveza, modificando los aromas y sabores originales.

No hay que olvidar que una lata no deja pasar absolutamente nada de luz, por lo que podría mantener de mejor manera el estado de la cerveza.

Sin embargo, si nos enfocamos en el factor temperatura, la lata se calienta y se enfría antes que la botella. Esto podría ser algo positivo o negativo, dependiendo de lo que busque cada consumidor.

Comodidad

Otro argumento que se escucha mucho al momento de seleccionar una cerveza es: “al ser vidrio es muy pesado”. Esto puede llegar a ser verdad pero Sol Cravello considera que esto no puede ser una razón para descartar una cerveza. Lo importante es la calidad y es estilo de la cerveza.

De igual manera, la experta comenta que “yo soy muy viajera y muchas veces me compro cervezas cuando viajo a otro país y la verdad es que es un privilegio encontrar tu cerveza favorita en lata porque es un envase que no se rompe y es más liviano.”

Formato favorito

Es indudable que cada formato tiene lo suyo y al final la elección va a depender directamente del gusto del consumidor y del estilo de la cerveza que busca.

Por el lado de la cerveza Kilómetro 24.7, sus variedades Session IPA, Amber Lager y Bohemian Pilsener, se encuentran disponibles en botellín, mientras que solo las dos primeras también mantienen su formato inicial de lata de 473cc. Lo más importante, es que  tu peculiar sabor se mantiene intacto.

Comentarios