Hidromiel


La hidromiel es una de las bebidas más antiguas del mundo y se elabora a partir de la fermentación de la miel. Se cree que es más remota que el vino y puede ser precursora incluso de la popular cerveza.

Los griegos le daban el nombre de “melikraton” y los romanos la llamaron “aqua mulsum”, y posteriormente se le denominó la bebida de los dioses. También fue popular en diferentes culturas como los mayas, celtas, sajones y hasta los mismísimos vikingos.

Alejandra Ortiz, fundadora de Cervecería Huequecura, cuenta cómo llegó a esta creación: “Conocí la hidromiel hace un tiempo conversando con amigos y fue en ese momento que pensé en aprovechar la miel de Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío, cuyas características nativas son únicas en el mundo por su alta calidad. Así que busqué un curso donde poder aprender su preparación y me capacité para comenzar a producirla”.

En esta nueva producción, el Centro de Emprendimiento Colbún (CEC) ubicado en la Región del Biobío ha sido parte fundamental. Así lo explica María José Sarmiento, Coordinadora de Incubación.

El apoyo realizado ha consistido en la realización de asesorías y acompañamiento en todo el proceso de creación y elaboración de la hidromiel, incluyendo el área comercial, diseño y ventas. Primero partimos por la base del desarrollo de un producto mínimo viable hasta obtener uno terminado de alta calidad a un precio competitivo, en donde la hidromiel destaca por su sabor, aroma y diseño, y cumpliendo con los requisitos para entrar al mercado.

La hidromiel, aguamiel o ‘mead’, como su propio nombre indica, se obtiene a partir de una fermentación de agua y miel, y se le puede añadir también frutas, cebada, grano o especias. Sus grados de alcohol varía entre 5% y 20%, la cual depende del estilo que se elabore, así como también el dulzor.

“El proceso consiste básicamente en la fusión de agua con miel previamente pasteurizada, para luego pasar a fermentación por aproximadamente 3 a 4 semanas, a una temperatura estable entre 18 a 22°C. Luego de este período pasa por una maduración, que tiene como objetivo la clarificación de esta bebida, lo que dura 3 a 4 semanas a una temperatura entre 7 a 10°C. Después de esto la hidromiel se encuentra lista para ser envasada, etiquetada y para la venta”, cuenta Alejandra.

Por su composición, esta bebida ancestral, posee las propiedades nutritivas de la miel de abejas y tiene un valor agregado de las características enzimáticas propias de la fermentación.

Es muy versátil y variada, por lo que se puede consumir tanto como aperitivo o postre, incluso acompaña perfectamente a platos ligeros como entradas, quesos, ensaladas y pescados.

Además, al no contener sulfitos ni lípidos, no causa resaca al día siguiente, es apta para celíacos y tradicionalmente se le han atribuido propiedades vigorizantes y afrodisíacas.

La hidromiel encuentra disponible en www.gentedulce.cl


Artículos Relacionados
Artículos Patrocinados

Escribe un Comentario