Comer un huevo diario no aumenta riesgo de enfermedad cardíaca
Comer un huevo diario no aumenta riesgo de enfermedad cardíaca

Un equipo de investigadores del Population Health Research Institute (PHRI) de la Universidad McMaster y del Hamilton Health Sciences, ambos de Canadá, encontró la respuesta a la controversia sobre si los huevos son buenos o malos para la salud del corazón y han establecido que uno al día no supone riesgo, tras analizar datos de tres grandes estudios multinacionales a largo plazo.

Los resultados, publicados en la revista The American Journal of Clinical Nutrition, sugieren que no se produce daño por consumir huevos. “Dado que la mayoría de los participantes en el estudio consumieron uno o menos huevos por día sería seguro consumir este nivel”, concluye Mahshid Dehghan, primer autor e investigador de PHRI.

“La ingesta moderada de huevos, que es aproximadamente un huevo por día en la mayoría de las personas, no aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular o mortalidad, incluso si las personas tienen antecedentes de enfermedad cardiovascular o diabetes -asegura-. Además, no se encontró asociación entre la ingesta de huevo y el colesterol en la sangre, sus componentes u otros factores de riesgo. Estos resultados son sólidos y ampliamente aplicables tanto a individuos sanos como a aquellos con enfermedad vascular”.

Aunque los huevos son una fuente económica de nutrientes esenciales, algunas pautas han recomendado limitar el consumo a menos de tres huevos por semana debido a las preocupaciones de que aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Estudios anteriores sobre el consumo de huevos y enfermedades han sido contradictorios, recuerda Salim Yusuf, investigador principal del estudio y director de PHRI. “Esto se debe a que la mayoría de estos estudios fueron relativamente pequeños o moderados y no incluyeron individuos de una gran cantidad de países”, añade.

Los investigadores analizaron tres estudios internacionales realizados por la PHRI. El consumo de huevos de 146.011 individuos de 21 países se registró en el estudio PURE y en 31.544 pacientes con enfermedad vascular de los estudios ONTARGET y TRANSEND. En estos tres estudios participaron poblaciones de 50 países que abarcan seis continentes con diferentes niveles de ingresos, por lo que los resultados son ampliamente aplicables, destaca Yusuf.

Esta investigación va en línea con las recomendaciones recientes de la American Heart Association, la American Diabetes Association y las Pautas Dietéticas 2015-2020 de EE.UU. que ya no limitan el consumo de colesterol e incluyen a los huevos como parte de los patrones de alimentación saludable.

El doctor Francisco Moraga, past president de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe), explica que “existe evidencia contradictoria sobre el impacto de los huevos en las enfermedades, en gran medida en base a estudios realizados en países de altos ingresos, donde los estilos de vida poco saludables (sedentarismo, alta densidad energética de comidas rápidas, grasas saturadas, tabaquismo) podrían ser un elemento confundente”.

En ese contexto, agrega que el principal mérito de este estudio es que evalúa la asociación del consumo de huevos con lípidos en sangre, enfermedades cardiovasculares (ECV) y mortalidad en grandes estudios que involucran a poblaciones de países de ingresos bajos, medios y altos.

“Así, en 3 grandes estudios prospectivos internacionales que incluyen más de 177.000 individuos, de 50 países en 6 continentes, no se encuentran asociaciones significativas entre la ingesta de huevos y los niveles de lípidos en sangre, la mortalidad general o los principales accidentes cardiovasculares como infartos al corazón o cerebrovasculares, incluyendo en quienes tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular previa o diabetes”, afirma.

El año pasado en Chile la ingesta de huevos llegó a 235 unidades per cápita, anotando un récord histórico. La cifra ubica a nuestro país como el quinto mayor consumidor de América Latina.

 

0/5 (0 Reviews)

Comentarios