Cerveza Mahou
Cerveza Mahou

Mahou-San Miguel intenta abrirse espacio en una industria dominada por dos gigantes, potencia su crecimiento con foco en la cerveza calidad en momentos en que los chilenos optan por las variantes artesanales y los líderes del mercado batallan por los precios.

Chile es un buen lugar para ofrecer cerveza premium debido a su historial de inmigración alemana y elaboración de vinos, lo que posiblemente ha convertido a los chilenos en bebedores más exigentes, según Juan Botas, gerente general de Mahou Andina, unidad local de la compañía. El ejecutivo también mencionó la ausencia de restricciones a las importaciones. “Chile tiene muchas ventajas”, comentó en una entrevista en el programa de radio PAUTA Bloomberg.

La compañía sumó ventas mundiales de 1.300 millones de euros el año pasado, distribuye sus productos en Chile hace seis años y actualmente cuenta con presencia en unos 3.000 restaurantes, licorerías y supermercados del país, detalló Botas.

Eso convierte a Chile en el mayor mercado de la compañía fuera de España. Como parte de su ofensiva de productos premium, la empresa selló hace poco un acuerdo para distribuir las cervezas de la compañía belga Duvel Moortgat en el país.

El consumo de cerveza está creciendo en Chile, un país de 18 millones de habitantes, cifra más o menos equivalente a la población de Beijing.

El volumen total de cerveza vendida en el país aumentó a casi 966 millones de litros el año pasado, un 35% más frente a los 715 millones de litros de 2013. La nación andina también ha experimentado una explosión de microcervecerías.

Pese a esto, el mercado chileno es dominado por dos gigantes: Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), cuyo 60% pertenece a la multimillonaria familia Luksic y a Heineken y la filial local de Anheuser-Busch InBev.

CCU, que reportó US$ 2.000 millones en ventas solo en Chile el año pasado, posee cerca del 67% del mercado mientras que AB InBev tiene el 23%, según Euromonitor. Ambas firmas declinaron hacer comentarios.

Las dos compañías han mantenido los precios de las cervezas sin mayor variación en un intento por retener su participación de mercado. AB InBev, en tanto, inició la construcción de una nueva planta en Quilicura, cerca de Santiago, con la cual triplicará su producción anual.

Botas reconoció que Mahou no es suficientemente grande para dar pelea en materia de precios con los líderes del mercado, pero señaló que su compañía puede consolidar su posición de mercado y hacerse con el tercer lugar en la industria. “Nuestro objetivo es ser líderes del resto”, afirmó.

 

www.pauta.cl

 

0/5 (0 Reviews)

Comentarios