Ximena Ossandon
Ximena Ossandon

Como una forma de poner fin a la venta de alcohol a menores, la diputada Ximena Ossandón (RN) presentó este miércoles un proyecto de ley con el que busca prohibir el despacho de bebidas alcohólicas a domicilios.

Esto surge a raíz de la proliferación de aplicaciones para smartphones o servicios a domicilio en los que se puede adquirir bebidas alcohólicas como whiskey, pisco o cervezas, con reparto a domicilio. Según la parlamentaria, a través de este método los menores de edad “evaden la norma que les impide comprar alcohol”.

En el texto presentado se indica: “Se prohíben los servicios de venta y reparto y de reparto de bebidas alcohólicas a consumidores finales. Las empresas o personas naturales que ofrezcan servicios de venta y reparto o únicamente de reparto a consumidores finales no podrán ofrecerlo respecto de bebidas alcohólicas”.

Se destaca además que los establecimientos que comercializan bebidas alcohólicas “no podrán vender ni entregar, en ningún caso, bebidas alcohólicas a personas que estén ejecutado servicios de reparto de productos a consumidores finales”.

Esta iniciativa, que se busca sumar a la la Ley 19.925 sobre Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, propone como sanciones multas que van desde las 5 UTM ($241 mil) a las 20 UTM ($967 mil), para los locales comerciales que no cumplan con la normativa. Incluso, en caso de reincidencia, el establecimiento arriesga perder la patente.

“El establecimiento que contravenga por segunda vez lo dispuesto en este artículo será sancionado con la suspensión de la autorización de expendio de bebidas alcohólicas“, señala el texto del proyecto.

 

www.cnnchile.com

0/5 (0 Reviews)

Comentarios