Christoph Flaskamp

En su libro, cuenta la historia de este infaltable brebaje, que ha acompañado al ser humano por más de diez milenios. Adelanta que en su texto las personas podrán conocer a fondo este mundo y sorprenderse con interesantes datos.

Christoph Flaskamp –fundador de la marca nacional Tübinger, además de juez y profesor de cerveza- tenía en mente hace varios años hacer un libro sobre su gran pasión: la cerveza.

Detalla que por tiempo lo fue postergando, ya que estaba en muchos proyectos. Vio en la pandemia una oportunidad para sentarse a escribir y recopilar toda la información que venía juntando hace años, y así es como dio vida a “Cerveza: cultura y placer milenario”.

La relación que tiene con la cerveza partió cuando era estudiante en Alemania, dice que ahí se enamoró de ella como consumidor.

"Cerveza, cultura y placer milenario"
«Cerveza, cultura y placer milenario»

Aunque se apasionó con Chile en su llegada al país durante los noventas, cuando se percató que, a diferencia de Europa, acá no había mucha variedad, por lo que comenzó a fabricar cerveza en su casa.

Explica que la cerveza puede ser un producto gourmet tanto o más como el vino. Indica que también existen más de cien estilos de cerveza y que para él Bélgica es el país más fascinante para degustar este brebaje. “Allá te abren todo un mundo nuevo de sabores, los que están llegando a Chile”, comenta.

(El libro) tiene todo lo que tenga que ver con cerveza: la historia del brebaje, la gran variedad de estilos y cómo catarlos; cómo hacer cerveza en casa, viajes cerveceros por el mundo; y también el mercado de la cerveza. Por eso es un libro muy completo.

Agrega que “la idea también fue llenar un vacío para mis alumnos: hay cientos de libros sobre cerveza en alemán o inglés, pero muy pocos en español”.

La cerveza ha tenido un rol clave en la humanidad y es responsable de varios cambios, como la creación del refrigerador, o la teoría de gérmenes que hizo que los médicos se laven las manos antes de entrar en contacto con un paciente.

Acerca del eterno debate de a qué temperatura se debe tomar una cerveza, dice que lo ideal está entre los 4° y 5° C para una cerveza suave y clara,  hasta 10°C para una cerveza más compleja – nunca se debe beber demasiado helada, ya que pierde sus sabores.

Puedes encontrar “Cerveza: cultura y placer milenario” en trayecto.cl, trayectobookstore.cl, buscalibre.cl, antártica y las mejores librerías del país.


Artículos Relacionados
Artículos Patrocinados

Escribe un Comentario