Late Harvest Tarapacá
Late Harvest Tarapacá

La mejor compañía para los dulces momentos que llegan en febrero es el Late Harvest 2019 de Viña Tarapacá que este mes lanza nueva imagen. Esta etiqueta tiene el estilo ideal para degustar inolvidables preparaciones.

El Late Harvest 2019 de Viña Tarapacá es un vino intenso y complejo en nariz, en el que destacan notas terrosas y florales, de rosa y jazmín. Esto se combina armónicamente con aromas de frutas maduras como la papaya y el huesillo, y con notas de caramelo, merquén y miel, que le aportan complejidad.

Este vino principalmente blanco está conformado por Riesling en un 39%, Sauvignon Gris 32%, Gewurztraminer 17%, Viogner 10% y Sauvignon Blanc 2%. En boca es equilibrado, fresco, untuoso y persistente. Posee ricos sabores de fruta madura como papaya y damasco.

Además, es de retrogusto placentero y de un final largo, dulce y agradable. Eso lo convierte en el elegido ideal para acompañar una velada romántica, una tarde de amigos o un almuerzo familiar, en donde predominen preparaciones de sabores muy específicos como quesos maduros, tortas y tartas dulces, helados y galletas.

El enólogo de Viña Tarapacá, Sebastián Ruíz, comenta que este vino tiene la particularidad de que participan en él variedades que se vuelven expresivas automáticamente. “Esas variedades son muy ricas en acidez, el Riesling y el Sauvignon Blanc hacen que la composición varietal haga de este vino un Late Harvest muy expresivo y jugoso”.

Además, asegura que es un vino muy equilibrado en la relación acidez-azúcar, eso lo hace fresco y esa condición es ideal para maridar algunos quesos como el azul o una tabla de quesos agridulce, así como una torta de chocolate o incluso alguna fruta madura como una piña o durazno.

 

Comentarios